PISTOLA DE CRIOCIRUGÍA MGC-200 GINECOLOGÍA

3.348,80  IVA incluido

Información adicional

La pistola de criocirugía MGC-200 ha sido diseñada por doctores para poder adaptarse perfectamente a sus necesidades. Gran facilidad y versatilidad de uso. Perfecto equilibrio de peso y eficacia que la hacen única y cómoda de usar.

La pistola de criocirugía MGC-200 ha sido diseñada por doctores para poder adaptarse perfectamente a sus necesidades, aportando una gran facilidad y versatilidad de uso, así como un perfecto equilibrio de peso y eficacia que la hacen única y realmente cómoda de usar.

El gatillo tiene 3 posiciones para evitar la fatiga de la mano y un optimo uso de la pistola. Tiene gran variedad de puntas/sondas esterilizables en autoclave.

  • Pistola criocirugía, para funcionamiento con botella de gas N2O puro ó CO2
  • Alcanza temperaturas de – 80º en menos de 2 segundos
  • Descongelación inmediata (<2 segundos)
  • Mango tipo pistola, para una perfecta visión del campo
  • Mando de control único, en forma de gatillo
  • Aislamiento térmico, el frío solo se concentra en el terminal
  • Uso indoloro, disminuyendo los analgésicos
  • Reduce escaras y acorta los tiempos de cicatrización y curación
  • Vástago de 14 centímetros para uso ginecológico y proctológico

APLICACIONES:

  • Erosiones cervicales
  • Cervitis crónica
  • Pólipos cervicales
  • Condilomas
  • Hemorroides y fisuras anales
  • Hiperplasia
  • Aflicciones proctológicas, dermatológicas, etc

¿Qué es la crioterapia?

La crioterapia es un procedimiento que consiste en destruir el tejido, mediante una aplicación directa de frío intenso utilizando nitrógeno líquido (-196ºC). Tiene como ventaja importante el hecho de hacerse sin anestesia. Es  una práctica indolora que no requiere de una preparación especial de los pacientes.

El procedimiento puede realizarse perfectamente en el consultorio médico durante una consulta médica de rutina. Aún y cuando es un procedimiento sencillo, el médico le indicará con antelación si recomienda alguna preparación especial antes del día de la intervención.

Después de la crioterapia es recomendable no sumergirse en piscinas, tinas o agua de mar durante por lo menos dos semanas. Es recomendable el baño diario con ducha. La paciente debe evitar las relaciones sexuales durante 3 semanas.

Normalmente para realizar un procedimiento con crioterapia la paciente se ubicará en la camilla ginecológica. El ginecólogo expondrá el cuello uterino completamente usando un espéculo vaginal. Se delimita la lesión mediante colposcopia. Se procede a la aplicación de la punta de la pistola de crioterapia sobre el cuello uterino, evitando contacto con las paredes vaginales, la lesión deberá ser cubierta completamente. Se aplica la crioterapia durante 3 minutos. Se espera 5 minutos y se repite el procedimiento por una vez más.

Alguno de los posibles efectos secundarios son el flujo vaginal o leucorrea que puede extenderse entre 4 y 6 semanas, dolor tipo cólico de regla durante la aplicación y algunas horas después.

Signos de alerta en los que se debe consultar al médico inmediatamente:

  • Dolor pélvico (dolor bajo la línea del ombligo)
  • Sangrado
  • Fiebre
  • Leucorrea o flujo mal oliente

Recomendaciones luego de una crioterapia:

  • No sumergirse en piscinas, tinas o agua de mar durante dos semanas
  • Recomendable el baño diario con ducha
  • La paciente debe evitar las relaciones sexuales durante 3 semanas
Subir